A- A A+
Dic
19

Aventura y aprendizajes: así son las expediciones pedagógicas por la ciudad educadora

Aventura y aprendizajes: así son las expediciones pedagógicas por la ciudad educadora

Más de 43 mil estudiantes que ya disfrutan de las jornadas Única y Extendida en colegios oficiales de Bogotá, recorrieron en 2017 diferentes escenarios de la ciudad para hacer del aprendizaje una experiencia única, inolvidable y transformadora.

“Uno aprende más cuando puede experimentar, ver y tocar, y no sentado en el pupitre porque muchas veces uno se aburre y eso no me ha pasado hoy”, dice Jimmy Cely, estudiante del colegio Class de la localidad de Kennedy, mientras recorre con hoja y lápiz en mano el Centro Interactivo Maloka, uno de los museos de ciencia más grandes del país.

Concentrado, escribe sobre fenómenos físicos del universo, monstruos marinos que dominaron el planeta hace cientos de millones de años y las relaciones entre las emociones y los procesos adaptativos de nuestra especie. “Es que esta es mi bitácora de la visita y debe estar completa porque esos temas los vamos a ver y profundizar con la profe”, asegura emocionado este estudiante de 15 años.

Como Jimmy, 43 mil niñas, niños y jóvenes de 91 colegios en 15 localidades de Bogotá exploraron la ciudad en 2017 para aprender, como parte de las estrategias que el gobierno de Enrique Peñalosa respalda para ofrecer más tiempos y mejores aprendizajes a los estudiantes de la ciudad a través de las jornadas Única y Extendida.

Se trata de las Expediciones Pedagógicas, con las que los diferentes escenarios de la capital se transforman en ambientes de aprendizaje para fomentar y fortalecer en las niñas, niños y jóvenes habilidades, competencias y capacidades investigativas, e incentivar en ellos el sentido de apropiación por el territorio y el reconocimiento de la ciudad que habitan.

Así, las clases de ciencias naturales, física, biología o química, entre otras, trascienden los muros de las instituciones para instalarse en museos, teatros, parques y hasta humedales y hacer del aprendizaje una experiencia única, inolvidable y transformadora.

Más saberes, mejores aprendizajes

Con una inversión para el cuatrienio de 2.4 billones de pesos, el gobierno de Enrique Peñalosa priorizó la implementación de las jornadas Única y Extendida, propiciando mayores oportunidades de aprendizaje y contribuyendo así a la permanencia escolar, la prevención de factores de riesgo y el mejoramiento de la calidad educativa.

Así, con un tránsito responsable, la Administración Distrital ha logrado incrementar el número de estudiantes beneficiados en los últimos dos años, pasando del 4 % de la matrícula oficial en 2015 a un 11 % en 2017.

En este proceso, el gobierno ‘Bogotá Mejor Para Todos’ ha aunado esfuerzos para generar ambientes de aprendizaje innovadores donde los estudiantes puedan abrir sus horizontes, conectar mundos y adquirir herramientas que les permitan transformar sus realidades.

Precisamente, las Expediciones Pedagógicas hacen parte de esta apuesta y se constituyen en un complemento a las dinámicas educativas desarrolladas en el aula, teniendo en cuenta los objetivos y necesidades de cada docente y su clase.

“Al llegar a cada institución, realizamos un Proyecto Pedagógico Expedicionario donde se establece un diagnóstico de acuerdos a los proyectos e iniciativas que cada profesor está manejando en su clase, esto con el objetivo de elegir un escenario idóneo para que, el desarrollo de la expedición, esté ligado a las necesidades e intencionalidad pedagógica de los docentes que lideran el proceso”, explica Sandra Valderrama, líder de las Expediciones Pedagógicas en la Secretaría de Educación.

Arte, y cultura, deportes, ciudadanía y convivencia, ciencia y tecnología, ambiente, bilingüismo y oralidad, lectura y escritura, son los énfasis que marcan la hoja de ruta de cada Proyecto Pedagógico Expedicionario y que permiten hacer de las expediciones, una experiencia que mucho más allá de ser una “salida pedagógica”.

De esto, está convencida Nubia Martínez, docente del colegio Villa Rica, quien también recorre junto con sus estudiantes las salas interactivas de Maloka.

“Es lindo ver emocionados a los chicos en espacios como estos y para mí, es una de las cosas que más me parece interesante de las Expediciones Pedagógicas porque permiten que los estudiantes aprendan más y mejor. Por ejemplo, en mi área, no es lo mismo mostrarles en un mapa que acá quedan ubicadas las islas Galápagos, a lo que vieron hoy en el Cine Domo que fue muy sorprendente y fue una forma más dinámica de que ellos vieran las características del lugar, la fauna y flora”, dice la docente.

Lo mismo opina la profesora de ciencias naturales Ana Cecilia Avendaño para quien las Expediciones Pedagógicas son también para los docentes. “En el ámbito profesional, las expediciones me han dado herramientas para trabajar en el aula, porque uno tiene referentes reales de lo que los niños ven acá. Esto los enriquece muchísimo y les da otra visión del mundo”, señala la maestra.

Conocimiento para estudiantes y herramientas para los docentes

En las Expediciones Pedagógicas, la labor de los docentes tiene un papel trascendental pues es gracias a su trabajo y compromiso que los estudiantes tienen experiencias significativas en los escenarios que visitan.

De acuerdo con el balance presentado por esta estrategia en el mes de noviembre y que contó con la participación de las maestras y maestros líderes, durante este año 1.527 docentes hicieron parte de las Expediciones Pedagógicas, visitando un total de 36 escenarios de Bogotá.

“Los docentes son quienes postulan a su institución para ser parte de la estrategia, por lo que su trabajo es muy importante a la hora de vincular lo que sucede antes, durante y después de la expedición”, explica Valderrama.

A esto se sumó, el aumento en el número de estudiantes beneficiados por las expediciones que, gracias al trabajo articulado entre los colegios, el equipo de la Secretaría de Educación y otras entidades, pasó de 39 mil a 43 mil niñas, niños y jóvenes atendidos.

El pasado 28 de noviembre se realizó la solicialización final de la estartegia con la particiapción de los líderes expedicionarios del año 2017, en este espacio, docentes socializaron sus vivencias expedicionarias, todos coincidieron en señalar lo valioso de llevar a sus estudiantes a escenarios que muchos nunca habían visitado o llevar al colegio actividades que permitan salir de la rutina y promuevan el fortalecimiento institucional y el reconocimiento de sus estudiantes.

“Muchos de nuestros estudiantes no conocen más allá de su barrio, esa es su realidad, y llevarlos a otros espacios les permite abrir los ojos a la infinidad de cosas que pueden llegar a hacer y eso definitivamente transforma la manera de ver y construir sus proyectos de vida”, comenta una de las docentes líderes de las Expediciones Pedagógicas en el colegio Codema de la localidad de Kennedy.

De vuelta en Maloka, mientras Jimmy llena detenidamente su bitácora de la expedición y escribe preguntas para su profesora de Ciencias Naturales, Shelsy Cruz, una estudiante del colegio Villa Rica observa detenidamente la esfera de plasma que la entretiene con su ondulante luz ultravioleta. Es la primera vez que visita el museo interactivo, y la sorpresa es evidente en su mirada.

“Nunca había venido y todo me ha parecido muy bonito y muy chévere porque las cosas que me parecen difíciles en el colegio, aquí son más sencillas, eso me gusta mucho”, concluye Shelsy, una de las estudiantes que, gracias a las jornadas Única y Extendida, construyen proyectos de vida y trayectorias educativas felices que le aportan a la construcción de Bogotá como ciudad educadora.

Porque una ciudad educadora es una Bogotá mejor para todos.

 

Teen Porno Sexo lésbicas free porn tube escort izmir